lunes, 23 de noviembre de 2015

Qué podemos ver en el cielo?

Durante todo lo que llevamos de año, si has leído el blog desde el principio (Entrada del 01/01/2015), me has hecho caso y has salido ahí fuera a ver las estrellas, entonces seguro que habrás visto algo más que estrellas... Pero ¿el qué?

Hemos hablado de que pueden verse, desde aquí, hasta 5 planetas del Sistema Solar. También he hablado de la Luna, que es un satélite y también te comenté no hace mucho que a simple vista puedes ver incluso galaxias, la de Andrómeda es el mejor ejemplo de ello. Pero por supuesto, hay más. Ya sabes que también hay cometas merodeando por el Sistema Solar, y la cola de los mismos, al entrar en contacto con la atmósfera, nos deja un espectáculo precioso: Las Lluvias de Meteoros

Por supuesto, aún podemos ver más cosas. 

Verás aviones, que supongo distinguirás fácilmente porque suelen tener, bien unas luces rojas, verdes y/o intermitentes. Además, en muchas ocasiones, hacen ruido o directamente se ve claramente su naturaleza. 

Pero los aviones no son el único objeto fabricado por el hombre que puede verse a simple vista. 

Si has pasado horas mirando al cielo, es posible que hayas visto sobre tu cabeza una lucecita brillante como una estrella de segunda o tercera magnitud y pasando a la velocidad aproximada (o un poco más rápido) a la que verías pasar un avión. Pero sabes que no es un avión... porque se nota. A mi me encanta cuando veo uno. Me refiero a un satélite. Generalmente van provistos de paneles solares y por ello los ves brillar, porque además, y estando como están a varios cientos de kilómetros, allí puede darles el Sol cuando aquí abajo es de noche. 

También puedes tener mucha suerte, o buscarla, y ver algo como uno de esos satélites pero con un brillo mucho mayor. Entonces puede que estemos hablando de la ISS. La famosa International Space Station. Es enorme y da unas 15 vueltas a la Tierra al día (el cielo lo cruzará en 3-4 minutos), así que, aunque no es fácil verla por casualidad, puedes saber cuando va a pasar en el siguiente enlace: http://www.heavens-above.com/

Esa página me encanta, por cierto. Recomiendo que mires todo. Es genial. 

En esa página, hay una cosa de la que no hemos hablado, que son los satélites de Iridium. Son satélites que pueden provocar un resplandor ya que sus paneles, al reflejar la luz del Sol, en cierto momento pueden apuntar hacia nosotros y vemos como un destello. Se ven casi todas las noches y en esta página también puedes saber cuándo y donde. 

En cualquier caso, pendiente queda hablar un día sobre la ISS, así que de momento lo dejamos aquí. Ah, y te pongo en esta entrada la situación on line de donde se encuentra en estos momentos esta maravillosa obra de ingeniería (espero que funcione):



Antes de terminar, quiero explicar un poco mejor lo de los cometas. Diferenciar entre cometas y meteoritos, ya que puede dar lugar a confusión. Y no quiero líos. (Ya hablé de ello hace tiempo, en la entrada Delta Acuáridas)

Las comúnmente conocidas como estrellas fugaces son ese destello que, creo, todos hemos visto alguna vez en los cielos. Eso son meteoritos. Generalmente son partículas pequeñísimas que entran en la atmósfera y se prenden dejando un destello a su paso. Pueden ser, como he dicho, los restos de la cola de un cometa, en cuyo caso hay muchas partículas así que por lo tanto tendremos una lluvia de estrellas. 

Los cometas, sin embargo, no los vas a ver de ese modo. Cuando un cometa este a la vista, se verá prácticamente fijo en el mismo lugar, como una estrella muy débil. Se puede llegar a diferenciar la cola, pero con telescopio. Este año, por ejemplo, en enero, pudimos ver desde la Tierra el cometa Lovejoy. Fíjaté en una foto del mismo, tomada el 16 de enero de este año, junto a las Pleyades:

     El cometa Lovejoy fotografiado junto a las Pléyades por José Manuel Sánchez Bosch.

Bueno, y a parte de todo esto, también te digo que en ocasiones podrás ver cosas raras, que no se adapten a ninguna de las cosas que he descrito. Tranquilo, todo tiene una explicación. Puedes ver efectos atmosféricos extraños, causados por tormentas eléctricas o electricidad en el aire. Puede ser una bolsa de plástico arrastrada a varios metros de altura, un pájaro, un bicho... cualquier cosa. No estás loco y no es un extraterrestre. Todo tiene una explicación lógica, aunque a veces nos cueste entenderlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario