miércoles, 26 de agosto de 2015

¿Dónde están? La Paradoja de Fermi.

La pregunta ¿Dónde están? se la planteo Enrico Fermi hace ya unos cuantos años. Fermi fue un físico de talla mundial, que de hecho gano el premio Nobel de física en 1938 por su trabajo sobre la radiactividad inducida (radiactividad artificial), aunque se le conoce más por ser el padre del primer reactor nuclear (Como los de las centrales nucleares) y por sus estudios sobre física cuántica. Lo que nos interesa ahora es la conocida como Paradoja de Fermi. 

                                                     

La paradoja de Fermi pretende contestar a la pregunta ¿Dónde están?. No puede ser, que habiendo unas 100.000 millones de estrellas en nuestra galaxia, estemos solos. Damos por hecho, entonces, de que existe vida extraterrestre. La paradoja es que por un lado damos eso por seguro pero, por otro, no podemos encontrar ningún atisbo de vida en nuestra galaxia.

La respuesta podría ser simple: Tiempo y Distancia

De momento, somos un suspiro. El Universo tiene varios miles de millones de años. Nosotros llevamos una ínfima porción de ese tiempo rondando por aquí, y encima, al ritmo que vamos, es posible que no vayamos a durar mucho... nadie lo sabe. Un pequeño suspiro, como digo, en el espacio.

Por otro lado, las distancias en la Vía Láctea son enormes. ¿Qué posibilidades hay entonces de un encuentro entre dos suspiros dentro de una línea de millones de años de tiempo y de un espacio tan gigantesco como el que nos rodea? Francamente pocas. 

Estamos seguros de que hay alguien ahí fuera. ¿Vale la pena intentar averiguarlo?

Si lo piensas, tan solo acabamos de iniciar nuestra exploración espacial. Estamos muy lejos de tener una tecnología digna... hemos mandado "cuatro" sonditas a investigar lo que hay ahí fuera, y estamos muy lejos de saber realmente lo que sucede, aunque nos vamos, poco a poco, enterando.

(Ver enlace a una genialidad que puse hace tiempo de Neil Degrasse)

¿Por qué no seguir soñando?

                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario