lunes, 19 de enero de 2015

Geografía de la luna I

Estarás de acuerdo conmigo en que a simple vista resulta preciosa. (Lo siento pero tendrás que esperarte al 15 de febrero que será la próxima Luna llena).

Antes de utilizar el telescopio, hay cosas que podemos diferenciar de la Luna. Observa, lo primero, como se ven unas zonas más oscuras, Mares, y otras más claras, llamadas Continentes

A tamaño aún más grande haz clic AQUÍ

En la parte de la derecha de la luna, siempre me he fijado en el "caniche". Para que puedas identificarlo, observa que el mar Serenitatis es su cabeza, el mar Tranquillitatis su cuerpo, Fecunditatis sus patas traseras, Nectaris las delanteras y Mare Crisium su cola. Esa es una buena referencia para empezar. Por cierto, fué en el cuerpecillo del caniche donde llegaron los primeros astronautas. ¿A que a partir de ahora ya no lo miras igual?

Las zonas más oscuras lo son por su alto contenido en Titanio, Hierro o Silicio y las mas claras contienen Calcio o Aluminio. Si las vemos más claras es simplemente porque reflejan mejor la luz del Sol. Las zonas oscuras tienen un origen volcánico, son elemenos más pesados que salieron al exterior en la época en la que se formaron la Tierra y la Luna.

Las formaciones más típicas de la luna son los cráteres. Los cráteres más importantes son Tycho, Copérnico, Kepler o Aristarco. Estos tres últimos se encuentran relativamente cerca entre sí.

A la altura del Mare Tranquilitatis está Copérnico (con 93km de diámetro) el mayor de los tres. Tycho, sin embargo, está al sur, y de él, emanan unas irradiaciones luminosas espectaculares, la más larga de las cuales atraviesa el Mare Serenitatis. 

También hay cadenas montañosas en la Luna, como los Montes Cárpatos, al norte de Copérnico. También están los Apeninos, al nor-este de Copérnico, que llegan a tener una altura de 5.000 metros sobre el nivel del Mare Imbrium y los Alpes, más al norte de los Apeninos.

                  Crater Copérnico. 

Ver la segunda parte

No hay comentarios:

Publicar un comentario