lunes, 12 de enero de 2015

Campo Magnético.

Casi todo el mundo ha visto algo parecido a lo que muestro en la siguiente imagen:

                                      

Virutillas de hierro colocadas sobre un folio y, debajo del mismo, un imán. Las virutas de hierro se alinean de una forma característica, indicando la forma del campo magnético.

El Campo Magnético es un campo de fuerza (también lo es el campo gravitatorio) y su origen está en el movimiento de cargas eléctricas. Es una propiedad que tiene la materia y lo mejor que puedes hacer es aceptarlo tal y como es.

Se puede crear un campo magnético con un imán como el de la imagen o con una corriente eléctrica (movimiento de electrones, los portadores de la carga eléctrica de la materia).

El campo magnético es algo más importante de lo que crees. Si no existiera esa propiedad de la materia, no estarías leyendo estas líneas... de hecho, no estarías. La tierra, al tener un núcleo metálico fundido (Ya lo veremos más adelante), y estar todo ese material, moviéndose, genera un campo magnético enorme. Dicho campo (magnetosfera), además, tiene una dirección determinada y una vital importancia para los que habitamos el planeta ya que funciona como una pantalla que nos protege contra las partículas que vienen del Sol (Viento Solar).

Además de eso, gracias al campo magnético, nos podemos orientar. La brújula se alinea como esas virutillas de hierro señalando por un lado el norte y por el otro, el sur.

                                

3 comentarios:

  1. http://elmedioambienteenlatierra.jimdo.com/

    pasate por mi blog (aún en construccion)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Jordi.G. Acabo de visitar tu blog. Me lo guardo en favoritos para cuando vayas publicando más. Un saludo y gracias de nuevo!

    ResponderEliminar